Con software de IA buscan evitar robos y detectar enfermedades

Este proyecto, creado por estudiante de Universidad de Los Andes, lee las expresiones de la cara.

Imagine un sistema que identifique cuando una persona está siendo víctima de robo en un cajero con solo registrar las microexpresiones de su cara. Este es uno de los usos que Andrés Felipe Romero, estudiante de doctorado en Ingeniería biomédica de la Universidad de Los Andes, espera que se le dé a su proyecto de inteligencia artificial en el que viene trabajando desde hace tres años y que permite el análisis de las expresiones faciales.
Se trata de un software entrenado que toma en cuenta una base de datos de las microexpresiones, es decir los pequeños cambios de apariencia en la cara, que son previamente registradas por psicólogos y que permiten saber si la persona está feliz, triste, brava o asustada, por ejemplo. De acuerdo con Romero, el proyecto se creó a partir de un sistema de visión por computador, usado en una serie de fotos, para analizar y comprender una imagen para luego transformarla en información numérica que será tratada por un computador.

“Un psicólogo experto debe verificar foto por foto y establecer cuáles expresiones están y dónde están y así usamos estas bases de datos para entrenar un algoritmo”, dice Romero.

El joven asegura que este sistema se puede aplicar en muchas áreas. “Ya está establecida cuál es la combinación de ciertas expresiones para un estado de ánimo y ahí es donde entraría la parte médica y psicológica a actuar, por ejemplo, para detectar una enfermedad como la depresión”.

Romero señala que la tecnología también puede ser usada por marcas como Google y Facebook para saber cómo se está sintiendo alguien cuando está navegando y así aplicar publicidad dirigida, encuestas o diferentes estrategias para mejorar el servicio al cliente. Alcoholemia y detección de mentiras son otros usos que se le podría dar a la iniciativa que, según sus creadores, ya está abierta al público para ser utilizada en cualquier propósito específico.

“Por ejemplo, si se detecta cierta emoción con las expresiones, fácilmente se podría hacer un sistema condicionado del ambiente o la iluminación de un espacio para que si se detecta felicidad se pongan las luces azules o cierta música”, explica.

Fuente y fotografía El Tiempo.

Con software de IA buscan evitar robos y detectar enfermedades