Eficiencia, aliada del diseño y calidad en nuevos electrodomésticos

Crece la consciencia por desarrollar tecnologías que protejan al medio ambiente.

Ahorrar energía y elegir productos más eficientes en su consumo no es una moda. Es una cuestión de economía. Hoy se calcula que la nevera, la lavadora, la secadora y el microondas son los responsables del 30 % del gasto total de energía de un hogar.

Dentro de esta cifra, del Instituto para la Diversificación y ahorro de Energía (IDAE) de España, el ‘peor’ villano es la nevera, seguida de la lavadora que, además no solo consume electricidad, sino también agua.

Es por ello que los grandes fabricantes de electrodomésticos se han tomado en serio la tarea de crear modelos con tecnologías que los hagan más eficientes, ayuden a bajar el valor de la factura del agua y la luz y, en definitiva, sean productos comprometidos con el medio ambiente y con políticas globales de sustentabilidad.

Samsung, por ejemplo, ha diseñado una línea de neveras, lavadoras y hornos microondas que se enfoca en ofrecer innovaciones en términos de consumo y, a su vez, marca la diferencia en diseño y calidad. Se trata de los electrodomésticos de ‘Black Edition’, disponibles ya en Colombia.

Una temperatura para el congelador, otra para el refrigerador. Así se resume la tecnología Twin Cooling Plus, de Samsung.

De esta manera, la comida se mantiene fresca, los olores no se mezclan y al contar con dos sistemas de refrigeración independientes la humedad de los alimentos se mantiene hasta un 75 %, porcentaje ideal para conservarlos más tiempo y en estado óptimo.

Esta innovación se combina con la iluminación LED de alta eficiencia de las neveras. Este tipo de luz es más discreta, fresca y gasta menos energía que la iluminación convencional. Tiene bombillos ubicados en la parte superior y en los laterales para iluminar de manera uniforme cada esquina, lo que garantiza una mejor visibilidad.

Temperatura personalizada
Las neveras modernas del fabricante surcoreano también incorporan la función Flex Zone, que permite ajustar la temperatura de los cajones entre -1 °C y 5 °C con solo tocar un botón.

Y los cajones, en una muestra de las bondades de mezclar diseño y eficiencia, tienen divisores inteligentes para separar el contenido de la nevera. Así se puede organizar de manera fácil y clasificar el contenido de la nevera según el gusto del usuario o por tipo de alimento, si se prefiere.

Conscientes de la arraigada costumbre de lavar a mano, ya sea las prendas más delicadas o para hacer un prelavado, Samsung desarrolló el sistema Activ Dualwash en sus lavadoras.

Este diseño integra una bandeja para lavar a mano en la misma lavadora. Con solo pulsar un botón se inicia o se detiene la salida de agua; de esta manera, se evita tener que obtener el agua de otra fuente y además desperdiciar.

Como la bandeja es desplegable facilita remojar, restregar y depositar directamente la ropa húmeda en el compartimiento inferior, donde ya se hacen uso de los modos de lavado automático.

Alto desempeño del lavado
Desenredar la ropa al terminar el ciclo siempre ha sido una tarea dispendiosa. Prueba de un lavado poco inteligente. Para esto las lavadoras de la línea Black Edition cuentan con la tecnología Wobble, la cual brinda un lavado suave de las prendas con mayor desempeño.

En síntesis, los pulsadores Wobble generan un flujo de lavado dinámico y multidireccional que evita enredos y aumenta el poder del lavado. Esto no solo hace que el ciclo sea más eficiente, sino que cuida la ropa y la protege del desgaste acelerado de las fibras.

Queda claro, entonces, que la eficiencia energética es un compromiso irreversible de los fabricantes de electrodomésticos. Sus innovaciones tecnológicas han evolucionado al igual que sus diseños. Las opciones en el mercado cada vez son más amplias y son los usuarios quienes deben tomar partido en políticas de consumo responsables y apostar por modelos ecológicos y que protejan el medio ambiente.

Fuente y fotografía El Tiempo.

Eficiencia, aliada del diseño y calidad en nuevos electrodomésticos