Bares y comercios abrirán desde el sábado hasta las diez si los contagios no suben

Escrito por el 17 de febrero de 2021

Por: Newsdesk

Nuevo paso en la flexibilización de las restricciones impuestas en Extremadura con motivo de la pandemia de COVID-19. Los bares y comercios abandonarán a partir del sábado la limitación horaria actual si la incidencia de casos no aumenta. Siempre cumpliendo el toque de queda, que se mantiene a las 22.00 horas en toda la región.

El Consejo deGobierno de la Junta acordó este miércoles las nuevas medidas ante la bajada de contagios. El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad, José María Vergeles, recalcó que la incidencia a catorce días es de 183,10 casos por 100.000 habitantes, la tercera más baja del país; mientras que a siete días es de 58,35, menos de la mitad que la media nacional.

Además, el índice de positividad de las pruebas realizadas se ha reducido al 5,10% en el último día con datos, el 14 de febrero. A esto se suma la bajada de la ocupación hospitalaria por pacientes con covid-19, tanto de camas de agudos (7,45%) como de UCI(23,58%), en ambos casos por debajo de la media del país.

Sin embargo, Vergeles apuntó que aún hay datos negativos que sitúan a la región en el nivel de alerta más alto, según la clasificación acordada entre las comunidades y el Ministerio de Sanidad.

En concreto, señaló que la incidencia entre los mayores de 65 años está en 180 casos por 100.000 habitantes en catorce días, por encima del valor que se considera muy alto, 150. De ahí que estime que aún es pronto para plantear una desescalada y prefiera hablar de flexibilizaciones.

En esa línea, el Ejecutivo autonómico ha tomado nuevas decisiones. Por un lado, el Consejo de Gobierno acordó levantar el confinamiento perimetral de los 22 municipios de la comunidad en los que esa medida aún seguía vigente. De ese modo, se recupera la movilidad entre localidades sin limitaciones.

La pasada semana se levantó esta restricción en toda la región, excepto en 22 municipios de más de 3.000 habitantes que contaban con una incidencia de más de 500 casos por 100.000 habitantes. Desde entonces los datos en estas poblaciones han ido mejorando, y aunque aún hay localidades que superan esa cifra (como San Vicente de Alcántara, Calamonte y Miajadas), Sanidad estima que en uno o dos días también bajarán de esa barrera.

Por ese motivo, se elimina la restricción a la movilidad. Vergeles apuntó que el decreto correspondiente se publicará este jueves en el Diario Oficial de Extremadura y entrará en vigor a las 0.00 horas de mañana, esta misma medianoche.

La suspensión del confinamiento implica que en estas localidades será de aplicación la flexibilización aprobada la semana pasada para el resto de poblaciones de más de 3.000 habitantes. La principal es la reapertura de la hostelería con horario hasta las 18.00 horas, pero también la recuperación de las actividades culturales y deportivas con la misma limitación.

Hasta el toque de queda

Pero puede que esa restricción horaria dure poco tiempo. El consejero de Sanidad afirmó que, si la incidencia acumulada a catorce días se mantiene por debajo de 250 casos por 100.000 habitantes (lo que sitúa el nivel de alerta en el segundo escalón en gravedad), el sábado se levantaría esa medida en toda la región. Es decir, solo se mantendría como referencia el toque de queda a las 22.00 horas, así como las limitaciones de aforos. Bares, comercios y otras actividades podrían funcionar siempre que se asegure que los clientes y usuarios pueden llegar a casa para cumplir esa medida. Actualmente los espacios culturales deben cerrar a las 21.30 por ese motivo.

Asimismo, también se levantaría la suspensión de actividad de los locales de juego, los únicos sobre los que se mantiene la decisión de cierre.

Con esto ya no habría ninguna diferencia entre las localidades de menos y de más de 3.000 habitantes y se daría un paso más en la recuperación de los sectores más dañados por la pandemia de coronavirus.

Según expuso Vergeles, se ha tomado esta decisión porque, en caso de que la incidencia este viernes siga por debajo de 250 casos, ya habrían pasado diez días desde que se decidiera la flexibilización de las medidas a la hostelería y otros sectores (aunque en la práctica solo llevarían una semana en vigor). Por lo tanto, ya no se estimaría que esas medidas han tenido un efecto negativo en el aumento de los contagios.

«Tenemos que conseguir el equilibrio entre toque de queda, ocio controlado y responsabilidad individual»

«Tenemos que conseguir el equilibrio entre toque de queda, ocio controlado y responsabilidad individual»
JOsé María vergeles | Consejero de Sanidad

Junto a esto, el consejero de Sanidad apuntó que se considera necesario fomentar el ocio controlado en lugar del no controlado. Según expuso, de las 1.092 denuncias tramitadas en Extremadura del 10 al 16 de febrero por incumplimiento de las medidas sanitarias, apenas el 7% corresponde a establecimientos. Sin embargo, 173 han sido por saltarse el horario nocturno, 82 por beber alcohol en la calle y 73 por fiestas clandestinas. En conclusión, considera que no se puede acusar a los profesionales de vulnerar las normas, sino que se trata de comportamientos individuales.

«Tenemos que conseguir ahora el equilibrio entre toque de queda, ocio controlado y responsabilidad de la sociedad», expuso. José María Vergeles volvió a apelar de esa forma al comportamiento en el ámbito privado, donde se encuentra el principal foco de nuevos contagios.

El consejero de Sanidad también indicó que, para el comercio, la limitación de horarios hasta las 18.00 horas supone fomentar las aglomeraciones en lugar de espaciar las ventas. De ahí que se levante esa medida si la evolución de casos sigue a la baja. Pero sobre todo pidió que «un rato de ocio» no tire por la borda el esfuerzo de todos. «Ante la duda de si lo puedo hacer o no, mejor no hacerlo».


Canción actual

Título

Artista