Controla el Black Friday del Covid

Escrito por el 27 de noviembre de 2020

El Black Friday se celebra este viernes en medio de la tormenta perfecta del consumismo: descuentos más atractivos que nunca para salvar las ventas en un año nefasto, frustración de la población tras nueve meses de vida limitada por la pandemia, necesidad de hacer las compras navideñas con antelación para evitar aglomeraciones de última hora… Todo apunta a que el Black Friday del Covid, como ya le llaman, será frenético.

Y esto, como casi todo en la vida, tiene una cara buena y otra mala. ¿La parte positiva? Que es bueno gastar para reactivar la economía. Además, algunos tenemos dinerito extra, porque el confinamiento y las limitaciones nos han impulsado a un ahorro casi involuntario: «Para aquellos a los que la crisis no les ha afectado laboralmente, ha habido un claro incremento del ahorro familiar por la imposibilidad de invertir en ciertas actividades debido a las restricciones y por el miedo del consumidor ante situaciones futuras», explica María Teresa Ballestar, profesora colaboradora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Según el Banco de España, en el segundo trimestre de este año, los hogares ahorraron hasta una cifra récord del 22,5 % de su renta disponible.

¿Dónde está, pues, la cara negativa del Black Friday? ¡Si tenemos algo de dinerito y podemos darnos una merecida alegría! Primero que, según la OCU, casi uno de cada tres productos está ahora más caro que en las semanas previas. Y lo más importante: estamos en un momento psicológico tan delicado por la crisis del Covid que las compras se nos pueden ir de la mano. «El grado de frustración acumulado puede orientar al consumidor hacia la compensación y la sensación de merecimiento», advierte Neus Soler, profesora y compañera de equipo de Ballestar. Según un estudio de Google hecho en España, hay un 40% de intención de compra en el que va a ser «el Black Friday de la COVID-19», lo que representa un incremento del 33% en comparación con el año pasado. Y, para colmo, tenemos todos el autocontrol en horas bajas. Dafne Cataluña, directora del Instituto Europeo de Psicología Positiva, afirma que todos tenemos una cantidad de autocontrol limitada. Si nos restringimos en un ámbito, tenemos menos fuerza de voluntad en otro. «Se ve, por ejemplo, cuando una persona hace dieta. Se quita comida. Pero, si fuma, tenderá a consumir más cigarrillos». Y, con la pandemia, tenemos tantas ‘represiones’ que quizá ahora seamos consumidores ‘facilones’.

«Además, en estas fechas se juega con la anticipación y ya se ha preparado al comprador y generado en él un importante deseo», explican los expertos de TherapyChat, un gabinete de psicología online. «Estamos más necesitados de momentos positivos, de experiencias emocionantes… Si eso no se obtiene por los medios naturales, podemos empezar a recurrir a conductas que pueden llegar a ser compulsivas, ya que tratan de llenar un vacío que es emocional». Aída Rubio, psicóloga y coordinadora del grupo, aconseja que, si estamos nerviosos o decaídos, evitemos ir de compras y que, si nos lanzamos, «mejor hacerlo, con todas las precauciones, de manera presencial y pagar en efectivo». Además de este consejo, he aquí una guía, elaborada por su equipo, para que este Black Friday juegue a nuestro favor.

Una jornada de reflexión

Todas las compras deben haber pasado por al menos una jornada de reflexión. «Así discernimos si se trata de una necesidad o de un capricho pasajero», explican. Por eso el Black Friday es tan peligroso. Son descuentos fugaces y suculentos de hasta el 40 o 50%. Es mejor ‘prepararlo’ antes.

No te metas en lugares donde sabes que eres más vulnerable. «Somos animales de costumbres y creamos asociaciones entre sitios, ya sean físicos u online, así que el cerebro recuerda el subidón que nos dio comprar en otro momento», advierten.

Apps de control de gastos

Lleva un control de tus gastos. Ahora es muy fácil, ya que muchas apps nos ayudan a conseguirlo e incluso a separar lo necesario de lo accesorio. Y fíjate una cantidad límite, acorde a tus gastos, ingresos y a lo que te conviene ahorrar.

Lista: necesidades y caprichos

Haz una lista de aquellas cosas que estás pensando en comprar. Divídelas en dos columnas: ‘necesidades’ y ‘caprichos’. Y añade junto a cada posible compra su precio. Al pasar a la acción, asegúrate de seleccionar prioritariamente aquellos objetos de la lista de necesidades y, sólo si puedes, algún capricho. «Y, cuando vayas a comprar, ve directo a buscar las cosas del listado y no te entretengas dando vueltas por la tienda o por la web», aconsejan.

No pienses en devoluciones

«No hay vuelta atrás, lo que compres no se devuelve», sentencian los psicólogos. ¿Por qué? Así te asegurarás de no caer en la tentación de añadir algo más a la bolsa.

Las compras por internet ganan por goleada

El 51% de quienes piensan aprovechar este Black Friday declara que lo hará de forma online exclusivamente. Un 35% hará compras por internet y en persona y sólo un 15% acudirá a comercios, según datos de la OCU. Ante estas previsiones, es fundamental que los negocios participen en el mercado digital, como ya lo hacen las grandes marcas. Sin embargo, según BeeDIGITAL, compañía de servicios de marketing digital para pymes y autónomos, los pequeños comercios españoles todavía presentan importantes carencias: el 45,4% dispone de página web, pero solo el 15,3% tiene cuenta de venta electrónica. «Deben estar digitalmente preparados. No solo por las previsiones de consumo del Black Friday, sino porque, ahora, se presenta como una oportunidad para recuperar parte de la bajada de ingresos que se ha podido producir a causa de la pandemia», señala Javier Castro, CEO de la empresa.

Por:Newsdesk

Etiquetado como:

Canción actual

Título

Artista