La OCDE quiere retrasar la jubilación en función de la esperanza de vida

Escrito por el 19 de octubre de 2021

Por: Newsdesk

El organismo también defiende acabar con las prejubilaciones, fomentar la jubilación activa o alargar el periodo para cobrar una pensión completa para contener el gasto

Lucía Palacios

La OCDE se mostró este lunes a favor del factor de sostenibilidad que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en la reforma de 2013 y que Pedro Sánchez acaba de derogar. El gasto en pensiones sigue disparándose año a año -y más lo hará en 2022 al volverse a vincular la revalorización a la inflación- al mismo tiempo que la esperanza de vida aumenta. Con mayor ímpetu en España, que es el segundo país con mayor esperanza de vida: 83 años, solo superada por unos pocos meses por Japón. Esto, unido a que en unos pocos años comenzará a jubilarse la generación del ‘baby boom’, provocará que el presupuesto para pensiones en las próximas décadas siga creciendo.

Para esta organización que representa a los países más avanzados del mundo, la mejor forma de lograr un equilibrio que no afecte a la sostenibilidad del sistema es ir aumentando la edad de retiro para acompasarla a la esperanza de vida. Más concretamente, aboga por imitar el modelo que ha instaurado Portugal: aumentar la edad de jubilación dos tercios de los futuros incrementos de la esperanza de vida; es decir, retrasar dos años el retiro por cada tres años que mejore la esperanza de vida. Así lo señala en un informe de proyecciones para el horizonte 2060 publicado este martes.

Si España tomara ejemplo de Portugal y aplicara esta misma norma, podría elevar el PIB per cápita una media de 5,47 puntos. La mejora de España es casi el doble que la media de los países de la OCDE (tres puntos del PIB) puesto que es uno de los países, junto con Francia y Bélgica, donde existe mayor brecha entre edad real de jubilación y edad legal. Así, aunque en la actualidad la edad legal para el retiro está fijada en los 66 años (y será 67 en 2027), la edad efectiva se sitúa aún en los 64,7 años.

Asimismo, la OCDE defiende que estas reformas encaminadas a alinear la edad real con la legal también producirían dividendos fiscales, ya que se lograría una reducción de 1,5 puntos porcentuales del PIB en la presión fiscal promedio y de entre 4 y 5 puntos porcentuales en los países más afectados.

Recientemente el ministro Escrivá aseguró que «el problema de la esperanza de vida se soluciona trabajando más», pero ha descartado vincular el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional que debe diseñar antes del 15 de noviembre a la esperanza de vida, así como que este suponga un recorte en la pensión de la generación del ‘baby boom’.

Reducir la dualidad laboral

Pero la OCDE va más allá y se muestra favorable a poner en marcha reformas estructurales, tanto en el sistema de pensiones como en el mercado laboral, que podrían reducir a la mitad la presión fiscal en estos países hasta 2060. En este sentido, también defiende aprobar medidas como endurecer o suprimir las jubilaciones anticipadas, permitir a las personas combinar pensión con trabajo a tiempo parcial, alargar los periodos contributivos necesarios para recibir una pensión completa o incentivar a las empresas a retener o contratar a trabajadores mayores. Unas medidas que se incluyen en la reforma de las pensiones que el Gobierno ya ha aprobado o hará en los próximos meses, tal y como ha pactado con Bruselas.

En el campo del mercado de trabajo, aboga por incrementar la tasa de empleo, potenciar las carreras laborales más largas e impulsar la ocupación de las mujeres y los grupos desfavorecidos. A este respecto, insta a reducir la fuerte dualidad que existe entre trabajadores indefinidos y temporales, a combatir el paro juvenil y a aumentar la flexibilidad.

Si no se llevaran a cabo estas políticas y se quiere continuar con el actual estado de bienestar y mantener los actuales niveles de deuda pública, la presión fiscal aumentaría más de 13 puntos del PIB en España hasta 2060, también muy por encima del incremento medio de casi ocho puntos.

El ‘think tank’ de las economías avanzadas considera que solo hay tres caminos para soportar esa mayor presión fiscal: subir los impuestos, emitir más deuda pública o llevar a cabo reformas estructurales como las que menciona. Y se decanta por esta última vía. Eso sí, sostiene que las medidas de ajuste habrán de acometerse una vez superada la pandemia, cuando ya no sean necesarias las ayudas puestas en marcha, y no antes.


Canción actual

Título

Artista

Background
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! Te damos la bienvenida a Manantial Stereo 99.5 FM. Es un placer saludarte ¿Cuéntanos como podemos ayudarte?