lo que el fundador de Apple dijo sobre la muerte

Escrito por el 24 de enero de 2023

“¿Qué harías si hoy fuera tu último día? ¿En qué trabajarás? Eso es lo que tienes que sentir cada día”. Fueron las palabras de Steve Jobs en su famoso discurso de la Universidad de Stanford.

La carrera del gurú de la tecnología hacia el éxito no fue nada fácil, tampoco su vida, que estuvo marcada por sus extravagancias, sus constantes peleas con la Junta Directiva de Apple y una hija –en un principio- no reconocida, hasta que una prueba genética confirmó la paternidad. Su enemistad con Bill Gates, al que acusaba de plagiar sus ideas, también marcó su vida y era objeto de tensiones diarias entre Apple y Microsoft.

El próximo 24 de febrero, Steve Jobs cumpliría 68 años si el cáncer de páncreas no le hubiera ganado la batalla en 2011, tras siete años de incesante lucha y un trasplante de hígado. Pero antes de hablar de eso, hacemos un breve repaso por su vida. 

Un duro camino hasta fundar Apple

Steve Jobs fue dado en adopción al nacer en 1955: “Mis padres recibieron una llamada por la noche diciendo: ‘Tenemos un niño que no esperábamos, ¿lo queréis?’ -contó el mismo Steve Jobs- ‘Por supuesto’, contestaron ellos”.


La nueva generación de iPhone 14 fue presentada el 7 de septiembre.

La madre biológica de Jobs se enteró de que sus padres no tenían carrera universitaria, por lo que se negó a firmar los papeles de adopción. Cambió de opinión cuando le prometieron que el pequeño Steve iría a la universidad. Y así fue, años más tarde, Jobs fue a la universidad. Allí conoció a Chris-Ann Brennan, una joven estudiante de Dayton con la que comenzó una relación.

El noviazgo entre Brennan y Jobs no estuvo exento de altibajos y así lo cuenta ella en su libro de título sugerente El mordisco en la manzana: la cara oculta de Steve Jobs: «Steve es una combinación genial y extraña de intuición y lógica, timidez e irreverencia, fuerza y tristeza, que adora a Shakespeare y a Bob Dylan». 

Ambos tenían muchas cosas en común y vivían una difícil situación familiar. En la California de los 70, donde florecen el LSD, la contracultura, y la meditación zen, Steve Jobs y Chris-AnnBrennan fueron padres de una hija, Lisa. Mientras él se convertía en Steve Jobs, ella tuvo que luchar por mantener su identidad frente a la abierta hostilidad del gurú tecnológico.

En medio de una crisis existencial sobre qué hacer con su vida, el que sería el fundador de Apple no veía ningún sentido en seguir yendo a unas clases que -además- sus padres no podían permitirse: “Así que decidí dejarlo, confié en que todo saldría bien”.

Durante los siguientes años, se tuvo con conformar con dormir en el suelo de las habitaciones de sus amigos y colarse en las clases de caligrafía. Lo que en un principio no tenía ni la más mínima aplicación, supondría un antes y un después, un paso más en su camino hacia el éxito.

En 1976 fundó Apple, junto a sus amigos Steve Wozniak y Ronald Wayne, en el garaje de su casa de Los Altos (California). La ambición de Jobs y muchas, muchas llamadas telefónicas impulsaron la marca de la famosa manzana hacia el éxito.

Ashton Kutcher caracterizado como Steve Jobs.
Ashton Kutcher caracterizado como Steve. ‘Jobs’ llevó la vida del magnate a la gran pantalla.

El tercero en discordia, Ronald Wayne -quien ilustró el primer logotipo de Apple multicolor-, se quedó por el camino, decidió retirarse vendiendo su parte a sus compañeros por el precio de 800 dólares de esa época. Probablemente, la decisión que más le haya pesado en su vida. Si se hubiera esperado un poco más… 

Despedido de su propia empresa

El primer producto que crearon fue el Apple I, un ordenador hecho a mano por Wozniak. Su precio era de 666,66 dólares (casi tres mil dólares actuales) y solo se fabricaron 200 unidades. En 2019, apareció un Apple I en perfecto estado cuya subasta tenía un precio de salida de 1,75 millones de dólares, aunque otros modelos han sido vendidos por mucho menos.

Un Apple I, el primer ordenador fabricado por la marca de la manzana.
Un Apple I, el primer ordenador fabricado por la marca de la manzana.
Ed Uthman – WIKIMEDIA COMMONS

En 10 años desde que se fundó Apple, pasaron de ser dos a ser una compañía valorada en 2.000 millones de dólares con 4.000 empleados. Con 27 años, Steve Jobs ya era millonario.

Steve Wozniak y Steve Jobs en los inicios de Apple.
Steve Wozniak y Steve Jobs en los inicios de Apple.
ARCHIVO

En un giro irónico de los acontecimientos, al cumplir los 30, Steve Jobs fue despedido de Apple: “¿Cómo te pueden echar de la compañía que tú mismo has creado?”, se preguntaba. Fue devastador hasta incluso pensó en huir de Silicon Valley, pero supo reinventarse: “Había sido rechazado, pero aún estaba enamorado”, dijo. Fue entonces cuando fundó NeXT y luego Pixar, siendo esta última la que creó el primer largometraje animado por ordenador: Toy Story.


Apple Lisa fue el primer ordenador que la marca lanzó con GUI y ratón.

A finales de los 80, Jobs conoció a la que sería su mujer Laurene Powell y con la que tuvo tres hijos. Y todo empezó a irle mejor. Como si de una moraleja de película se tratara, Apple compró NeXT y, Steve Jobs volvió a escena. Sobre esta anécdota, Jobs recordó una frase que leyó cuando tenía 17 años: “Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón”.

Sus problemas de salud entorpecieron su camino, pero no sus prioridades: “Recordar que voy a morir pronto sirve para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida”. Su esperanza de vida era de 3 a 6 meses, según le dijeron los médicos. Aunque se equivocaron con él. Jobs murió 7 años después. Laurene Powell le acompañó hasta sus últimos días.

“La muerte retira lo viejo para dar paso a lo nuevo. La muerte es el destino que todos compartimos. La muerte es posiblemente el mejor invento de la vida”, así definía Jobs el proceso natural de la vida y pasó la batuta a Tom Cook que, desde entonces, sigue siendo el director ejecutivo de Apple.

Catorce móviles iPhone después y un sinfín de ordenadores y productos tecnológicos, Apple rompió su propio récord con 900.000 millones de dólares en valor de marca.

La tensa relación con su hija

La hija de Steve Jobs, Lisa Brennan-Jobs, publicará su libro de memorias ('Small Fry') en septiembre con la editorial Grove Atlantic.
La hija de Steve Jobs, Lisa Brennan-Jobs, publicó sus memorias en ‘Small Fry’.
BRIGITTE LACOMBE / GROVE ATLANTIC

La relación con su primogénita Lisa Brennan-Jobs -fruto del noviazgo con Chrisann Brennan- fue complicada. Jobs no la reconoció oficialmente hasta que ella tenía 7 años, aunque muchos insisten en que las siglas de su proyecto más ambicioso: Local Integrated Software Architecture (Arquitectura de Software Integrada Localmente), fueron un guiño a su hija. La empresa obligó a Jobs a dejar el proyecto LISA por los elevados costes y su hija Lisa en 2020 escribió un polémico libro sobre su relación con el gurú tecnológico.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

https://imagenes.20minutos.es/files/og_thumbnail/uploads/imagenes/2018/08/03/758194.jpg
Por: Redaccion 20minutos


Canción actual

Título

Artista

Background
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! Te damos la bienvenida a Manantial Stereo 99.5 FM. Es un placer saludarte ¿Cuéntanos como podemos ayudarte?