Pedro Infante: herencia, historia, datos curiosos

Escrito por el 15 de abril de 2021

Entrevistamos al ahijado de Pedro Infante, quien heredó como si fuera su hijo y tuvo varias anécdotas con el actor.

Hace 64 años, un 15 de abril de 1957 murió uno de los más grandes ídolos de México, el actor y cantante Pedro Infante y hoy lo recordamos a través de las experiencias de una persona muy allegada a él: su ahijado.

Adolfo Eduardo Montoya y Jarquín, abogado egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM, impulsado por sus amigos decidió escribir el libro “Los caminos de mi vida” para contar su experiencia como litigante y todo lo que vivió al lado de Pedro Infante, ya que al ser el primero ahijado del actor y de su esposa, María Luisa León, tuvo la oportunidad de compartir con ellos momentos importantes y desconocidos por muchos.

En entrevista exclusiva para RSVP Online, Montoya nos cuenta parte de sus vivencias con el artista.

Adolfo Montoya tenía 4 años cuando Pedro Infante llegó en 1939 con su esposa María Luisa a vivir a la Ciudad de México en la calle de Ernesto Pugibet 74 a un cuarto amueblado que daba a una azotehuela donde él jugaba de niño.

“Pedro Infante se asomaba y me decía: ‘aviéntame la pelota’ y así lo conocí”, dice.

[Pedro Infante / Foto: Wikimedia Commons]

 

Con el tiempo y al ser vecinos, los padres de Montoya se hicieron muy amigos de María Luisa e Infante, al grado de después ser ‘compadres’, además de que, como María Luisa nunca tuvo hijos, le tenía un gran cariño y lo consideraba como uno.

Cuenta que él pidió a su mamá que Infante fuera su padrino y confiesa que, pese a que su papá no quería, su mamá respetó la decisión y pidió al actor y cantante -quien en ese entonces aún no era famoso- que fuera el padrino de su hijo ‘Coco’, como le llamaban desde ese entonces.

Montoya dice que, tiempo después, cuando Infante empezó a ser más exitoso, María Luisa y él se mudaron de Ernesto Pugibet a Paseo de Reforma, luego a Xola y después a la calle de Rébsamen, pero que esto no impidió que su familia y la pareja siguieran siendo cercanos y que él, a la edad de 9 años, siguiera teniendo contacto con su entonces padrino.

“Invariablemente todos los sábados iba por mí y me pasaba los fines de semana con él hasta que se separó de mi madrina. Lo acompañaba a sus grabaciones, presentaciones y andaba con él para todos lados. Conocí a Silvia Pinal, a Carmen Sevilla, Silvia Derbez, Víctor Manuel Mendoza, etc.”, menciona.

 

 

Entre otras anécdotas que se pueden leer en el libro, el abogado y ahijado cuenta que muchos años después del fallecimiento del actor el 15 de abril de 1957, teniendo una buena relación con Lupita Infante, hija de Lupita Torrentera, pareja alguna vez de Pedro Infante, ésta lo buscó para arreglar ciertos asuntos legales de su papá y así fue como se hizo cargo de terminar el juicio del actor y repartió la herencia en los años noventa.

“Yo vendí la casa de Pedro Infante en Cuajimalpa y repartí la herencia, con la circunstancia de que la vendí dos veces, primero a Sonia Infante, quien no la pagó y luego la vendí a una constructora, la cual nos pagó y ese dinero se repartió entre los herederos”.

Montoya dice que mucha gente le preguntaba por qué era el heredero de Pedro Infante si no era su hijo y explica:

“Soy heredero de Pedro Infante, porque mi madrina María Luisa no tuvo hijos, pero tuvo una hija adoptiva llamada Dora Luisa. Ella muere en un accidente y los derechos de la hija pasaron a mi madrina, quien me los cedió a mí y entonces heredo como hijo porque estaba representando los derechos de la hija de Pedro”.

 

[Cantina de Pedro Infante heredada por el Lic. Adolfo Montoya / Foto: Shantal Romero]

 

Parte de las cosas que le regaló su madrina María Luisa son: un Ariel, butacas del cine que tenía en su casa en Cuajimalpa, pinturas originales, una cantina que aún resguarda en su casa en la Ciudad de México, entre otras cosas.

 

[Cantina de Pedro Infante heredada por el Lic. Adolfo Montoya / Foto: Shantal Romero]

 

También, tiene regalías de algunas canciones de películas de Pedro Infante, pues es coalbacea junto a Lupita Infante Torrentera.

Finalmente, el ahijado de Pedro Infante asegura que vivió una época muy bonita al lado de su madrina María Luisa y su padrino Pedro Infante aunque éste dejó de hablarle por mucho tiempo debido a que alguna vez, sin querer, dijo algo que no debía decir, pues puso en evidencia al actor, quien veía a otras mujeres fuera de su matrimonio, pero esa historia te la contaremos después.

Shantal Romero
Por: Redacción rsvponline.mx


Canción actual

Título

Artista

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! Te damos la bienvenida a Manantial Stereo 99.5 FM. Es un placer saludarte ¿Cuéntanos como podemos ayudarte?