Trucos y ‘gadgets’ para sacar las mejores fotos nocturnas con tu móvil

Escrito por el 29 de junio de 2020

Hace mucho que los móviles han pasado de ser simples dispositivos para llamar a distancia y se han convertido en una herramienta multiusos, una transformación propiciada por la llegada de los smartphones. La mejora de sus prestaciones les hace rivalizar con otras tecnologías, como las cámaras de fotos.

La digitalización de la imagen y la increíble calidad que presentan algunos teléfonos, con lentes que prometen hasta 40 megapíxeles y un modo manual en el que se pueden ajustar elementos como el ISO y la velocidad de obturación, han hecho que muchos usuarios dejen de adquirir cámaras y opten por usar su móvil para inmortalizar los momentos que deseen.

Ocho pasos que marcan la diferencia

Sin embargo, cuando cae la luz, realizar fotografías de gran nitidez se vuelve más complicado. Esto se debe a que la ausencia de claridad incide enormemente en las opciones que presente el dispositivo para sacarle el máximo partido a la imagen que se quiera tomar. Por eso, lo mejor es seguir una serie de trucos para que las fotos de noche salgan tan bien como a pleno día:

1. Estabilidad ante todo: La ausencia de luz propicia que las instantáneas salgan movidas, así que es fundamental mantener el móvil lo más quieto posible cuando se esté haciendo la foto. Usar un trípode es la solución más rápida para sujetar el smartphone, pero no la más cómoda, ya que estos elementos suelen ser de grandes dimensiones y pesados. Por suerte, en el mercado venden una serie de trípodes para móviles pequeños y manejables que caben en el bolsillo, para estar siempre equipado. Un truco válido y bastante práctico es usar un palo selfie, cuya pinza se puede agarrar a distintas superficies y así se consigue la estabilidad necesaria. La imaginación también es importante en este punto, siempre se puede agarrar el dispositivo con otros objetos, apoyarlo en cualquier sitio… Todo vale con tal de que permanezca inmóvil durante unos segundos.

Usar un trípode o un palo ‘selfie’ para mantener inmóvil el ‘smartphone’ ayudará a que la imagen salga nítida

2. Una exposición larga: Este es un concepto conocido por todo el que haya tenido una cámara réflex o use el modo manual habitualmente. La exposición hace referencia a la apertura del obturador de la cámara, es decir cuánta cantidad de luz recibe; cuanto más abierta, mayor será la claridad y viceversa. Esto implica que, de noche, se debe usar una exposición larga, lo que en el móvil se traduce compensándose automáticamente con un ISO alto, valor que se puede cambiar en el modo manual. El inconveniente de usar un ISO elevado es que la foto tendrá bastante ruido, por lo que hay que equilibrar ambos valores hasta que la imagen quede nítida.

3. Modo manual: La cámara del móvil viene por defecto en modo automático, pero si buscamos la máxima calidad para las fotos de noche, hay que poner el modo manual. Este permite cambiar todos los valores, como el ISO, el balance de blancos y la velocidad de obturación. Jugando, probando y, sobre todo, practicando con distintas modalidades, se llega a la instantánea perfecta; con, o sin luz.

4. Colocarse cerca de una fuente de luz: Cuando llega la noche, las luces artificiales de neones, escaparates, farolas y otras fuentes de luz son las protagonistas. Estas pueden ser perfectas para iluminar de forma natural y sin necesidad de usar luces externas y conseguir retratos nítidos y llenos de personalidad. Para retratar a alguien, debemos colocar al modelo cerca de una fuente de luz, como una pantalla de publicidad, y jugar con la posición de la claridad con respecto a su rostro y cuerpo. Un truco para usar todo lo que nos ofrece el exterior con el que conseguir una foto profesional.

Para sacarle el máximo partido, hay que cambiar al modo manual de la cámara y subir el ISO, aprovechando la luz exterior

5. Usar otro móvil: No, no quiere decir que haya que cambiar el smartphone. Usar otro móvil como una fuente de luz externa es un truco muy práctico, ya sea con la luz de la pantalla o la de la linterna (dependiendo de cuánta claridad se busque). La misma técnica se puede aplicar con linternas, flexos o cualquier fuente de luz que haya alrededor.

6. La palabra prohibida, el flash: Sí, activar el flash es el primer impulso cuando no hay claridad suficiente y queremos sacar una foto, pero es el error más común. Lejos de lo que se pueda pensar, la luz del flash estropea la calidad de las fotos porque es unidireccional y muy potente, por lo que resta profundidad a la imagen y hace que todo salga plano. Así que, a la próxima, debemos pensar dos veces antes de correr a activar este recurso.

7. HDR: El High Dynamic Range o HDR es la función especialmente pensada para resaltar las partes menos iluminadas. Esta hace tres fotos (una con los parámetros de exposición correctos, otra muy iluminada y una última muy oscura) y luego las combina para conseguir una instantánea realmente iluminada. En definitiva, una función perfecta si lo que se busca es conseguir que se resalten los objetos bien iluminados, detalle en las sombras y reducir el ruido. 

Usar el ‘flash’ solo empeora el resultado

8. Modo nocturno: No todos los smartphones permiten esta opción, pero algunos prometen unos muy buenos resultados poniendo la cámara en modo nocturno antes de hacer la foto de noche. El software de estas cámaras ajusta automáticamente el ISO y mantiene la exposición durante unos segundos.

Artículos para sacar fotos como un profesional

https://imagenes.20minutos.es/files/og_thumbnail/uploads/imagenes/2020/06/15/foto-nocturna.jpeg
[autor]

20minutos

Por: Redaccion 20minutos


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! Te damos la bienvenida a Manantial Stereo 99.5FM. Es un placer saludarte ¿Cuentanos como podemos ayudarte?